La donación de doña Eulalia

Un archivo familiar llegó a enriquecer la historia del colegio

A finales de septiembre, llegó al colegio un mensaje electrónico muy particular. Una comunicación que había sido enviada a través de la sección “escríbanos sus comentarios” de la página en Internet, que a manera de telegrama decía:

“Les escribo desde Caracas. En 1915 mi abuelo, Pablo Vila y mi padre Marco Aurelio Vila estuvieron en el Gimnasio. Ambos han fallecido, pero he localizado fotos de esa época. En caso de tener interés favor comunicarse. Atte, Eulalia Vila”.

Estas cortas palabras vislumbraban una historia que se remonta a los inicios del colegio. La señora Eulalia se estaba refiriendo al profesor catalán don Pablo Vila, quien hacia el mes de abril de 1915 había llegado a Bogotá en compañía de su señora doña Emilia y sus dos hijos, para encargarse de la dirección del colegio. Ese año, este pedagogo español sucedió en la rectoría a don Alberto Corradine, quien había sido el primer rector del colegio.

Eso significaba que doña Eulalia, la nieta del segundo rector que tuvo el colegio, tenía a la mano imágenes que correspondían a la época en la que el colegio se encontraba ubicado en La Casa de los Torreones, ubicada en la dirección que hoy conocemos como la calle 57 con carrera 7.

Al entender la importancia que tenía el material que doña Eulalia estaba ofreciendo, la Oficina de Comunicaciones la contactó y a los pocos días llegó al Gimnasio un sobre con unas imágenes. Doble Carta tuvo acceso a algunas de ellas y es sorprendente ver cómo concentran el concepto pedagógico que marcó la diferencia en la educación, desde 1914.

Invitamos a todos nuestros lectores a conocer este valioso material que llegó para quedarse para siempre en la historia del Gimnasio Moderno. A doña Eulalia todos los agradecimientos.