Los estudiantes más destacados del Bachillerato 2009

Conozca quiénes fueron los alumnos que obtuvieron los reconocimientos que entrega el colegio

En la Sesión de Clausura que se llevó a cabo el pasado sábado 12 de diciembre, a las 2:00 de la tarde, el Gimnasio Moderno entregó los tres premios individuales y el único reconocimiento colectivo a los alumnos más destacados del Bachillerato durante el año escolar que acaba de culminar.

La Página Oficial del Colegio en Internet, tuvo acceso al acta de premiación en la Junta de Profesores, a través de su voz sincera y sentida, enalteció el nombre de los candidatos merecedores a dejar su nombre marcado para siempre, en letras de plata, sobre la Copa del Esfuerzo Personal, la Placa del Bello Carácter, la Placa del Excursionismo y la Copa del Compañerismo.

COPA DEL ESFUERZO PERSONAL

Con la Copa del Esfuerzo Personal, el Gimnasio hace un reconocimiento al alumno que, valiéndose del cabal cumplimiento de sus deberes, la perseverancia, la disciplina en sus acciones y la consecución de logros escolares y personales, ha logrado importantes avances en su proceso académico y formativo. Este premio también valora que el alumno haya compartido sus logros y subsanado sus desaciertos de manera generosa; y que, ante sus compañeros, se proyecte como un ejemplo de superación y humildad, y un buen guía de sus pasos formativos.

Para este premio en el Bachillerato fue postulado únicamente un estudiante. De este alumno, sus maestros destacaron su nobleza, su constancia, y su inalterable compromiso con el colegio y con las distintas actividades en las que participa. Trabajador, inteligente, esmerado y de buen trato, se trata de un estudiante brillante, que ha mostrado en estos años un sobresaliente desempeño académico, siempre acompañado de su enorme sencillez, su alegría, su cordialidad y su alto sentido de la responsabilidad.

Destacan además en él, su tranquilidad y paciencia, la calma y madurez con las que supo encarar las dificultades que afrontó durante este año, y el tacto y buen criterio con el que supo resolverlas. Como si fuera poco, ha demostrado durante estos años en el colegio, un notorio espíritu de solidaridad que lo ha llevado a ayudar a sus compañeros, especialmente en el Área de Matemáticas, en la que florecieron sus talentos y su deseo de enseñar y servir.

 Además, es un gimnasiano que ha sabido superar las dificultades que ha encontrado en su camino; que logró ir a la excursión gracias al fruto de su trabajo; y que demostró su talante luchador, esforzándose, en cada momento, para obtener lo que quiso y para sobresalir como uno de los mejores, muy a pesar del bajo perfil que siempre ha querido conservar.

Por estas razones, la Junta de Profesores del Gimnasio, decidió elegir, como digno representante y ganador de la Copa del Esfuerzo Personal, al estudiante Tomás Blondeel Samper, del curso Décimo B.

 PLACA DEL BELLO CARÁCTER

La Placa del Bello Carácter reconoce al alumno que se distingue por el respeto a la dignidad humana. Esta convicción es el resultado del conocimiento de sí mismo y de la formación firme de su autonomía. La nobleza de este carácter conduce al alumno a vivir con caballerosidad y sencillez, con franqueza y sin hipocresía. Con deseo de servir pero sin caer en servilismos. Con tolerancia, pero sin renunciar al liderazgo. Con sentido del compañerismo, pero alejado de toda complicidad. Con espíritu polifacético en sus vocaciones, pero claro en sus principios. Desprendido de todo afán de protagonismo, pero orgulloso de sí mismo.

De todos los candidatos presentados por los Directores de Curso, el ganador de este galardón fue un estudiante del que sus profesores señalaron que encarna, de la manera más natural, el espíritu que busca honrar este premio. Respetuoso, autónomo y maduro, Andrés Felipe es, simplemente, un caballero inglés vestido de juventud, enfundado en un traje de gala. Su condición de incansable trabajador al servicio de los demás, se vio reflejada durante este año en todo momento: bastará mencionar el hecho de haber liderado la recolección de fondos para que los amigos de su curso pudieran ir a la excursión; su trabajo en el Comité Deportivo; o su entrega en la preparación de la despedida de los estudiantes de Undécimo.

Un verdadero líder que impacta a toda la comunidad, pues su trabajo trasciende las fronteras de su curso y se extiende a todo el colegio, tal como lo demostró como cabeza en la organización de varios eventos de interés para los jóvenes, que se realizaron en el Centro Cultural; en los que demostró, a la hora de sortear dificultades, que el carácter se puede expresar con tranquilidad y elegancia, y al mismo tiempo, con estoica firmeza.

Polifacético en sus vocaciones, tales como el fútbol, el estudio, la familia, los amigos, y las distintas actividades del colegio, es, sobre todo, una persona clara en sus principios, que no cede, no se vende y no renuncia a su coherencia. Su carácter le permite decir que no cuando se debe, sin ser inflexible ni radical.

Íntegro, maduro y sencillo, su compromiso con sus compañeros, con el colegio y con él no tiene límites, así como tampoco lo tienen su espíritu de colaboración, ni sus enormes cualidades humanas y académicas. Destacado desde donde se le mire, impecable en su actuar y vivir, es el ejemplo de que para ser buen estudiante no hay que ser acartonado; que lo clásico nunca pasará de moda; que la elegancia se lleva en el alma y no en la ropa; que el carácter consiste en la coherencia entre lo que se piensa y la manera como se actúa; y que, al decir del poeta Horacio, los hombres más valiosos son aquellos dúctiles y maleables en la forma, pero recios y fuertes en el alma.

El nombre del estudiante Andrés Felipe Montoya Torres, del curso Décimo A, aparecerá gravado para siempre en la Copa del Esfuerzo Personal.

PLACA DEL EXCURSIONISMO

Con este premio, el colegio quiere resaltar el justo equilibrio entre las cualidades físicas y el espíritu que debe distinguir al buen excursionista. Un espíritu alegre, entusiasta, solidario y aventurero, que se refleja en el diálogo cercano que el gimnasiano entabla con el medio ambiente, con las nuevas condiciones culturales, con sus compañeros y con sus maestros. Todas estas cualidades del alumno, florecen en los pinos del Gimnasio y cobran vida, particularmente, en las excursiones, cuando el alumno enfrenta situaciones que exigen de él el mayor cuidado, la más alta responsabilidad, el mejor sentido del respeto, y que sólo un carácter formado en la templanza y la nobleza, puede sortear prudentemente.

Basados en las experiencias adquiridas en las excursiones de este año, las maestras y maestros del Bachillerato, decidieron entregarle este reconocimiento a un alumno, de quien se destacó su espíritu alegre, que le permitió gozar de cada momento y de cada detalle, durante la excursión. Entusiasta con el viaje y con cada paso del camino, desde el primer día del año, su solidaridad y su vocación de servicio hicieron de él uno de los excursionistas más sobresalientes. Todo lo cual, se vio resaltado por su condición de aventurero.

Este alumno, que no se ha destacado nunca por ser uno de los deportistas de más renombre en el colegio, a pesar de ser ésta una de las condiciones que premia este galardón, brilló por su talento, que puso al entero servicio de sus compañeros y de sus profesores, sin hacer gala de ello.

Discreto y sencillo, sus cualidades como gran excursionista florecieron tanto en los pinos del colegio, como en la excursión misma. Esto es así porque intervino, de manera muy activa, en todas las etapas que la actividad implicó. En la etapa previa, porque participó en el Comité de Excursión que se armó al interior de su curso para diseñar el recorrido y para encontrar mecanismos que ayudaran a recoger fondos para el viaje y para llevar el proyecto a buen término. En la excursión misma, por su alto sentido de la responsabilidad, su madurez, su capacidad de asombro, y su buen temperamento, además de su espíritu de colaboración con todos.

Sus profesores reconocieron que durante la odisea gimnasiana, el candidato para este premio pudo superar constantemente todos los obstáculos que aparecieron en el camino en una de las excursiones más fascinantes, más retadoras y más difíciles en términos emocionales y físicos que se hayan hecho en los últimos años en el colegio.

Por las anteriores razones, la Junta de Profesores concluyó, que la placa del excursionismo debía entregarse, al alumno perteneciente al curso que viajó de a caballo, durante 8 días, de Yopal a Orocué, en el Casanare, durante el inicio del invierno llanero: Camilo González Martínez del curso Décimo A.

COPA DEL COMPAÑERISMO


Este premio, es el reconocimiento a aquel curso que exalta el espíritu gimnasiano y sus valores colectivos, tales como la sana unión, el sentido de la convivencia, de la pertenencia y de la lealtad. Estos valores colectivos, debieron construirse con base en la tolerancia de las diferencias con los demás, la solidaridad con los problemas del semejante, el respeto hacia principios inquebrantables y el compromiso con las causas comunes. La escala de valores de este curso debe haber llevado a sus integrantes a forjar sólidos lazos de amistad; a lograr conquistas escolares conjuntas e individuales, y a desarrollar mecanismos justos para dirimir sus conflictos. En este grupo, la lealtad no tiene límites de lugar ni de tiempo, y se reconocen como un gran equipo donde cada uno de los individuos es imprescindible, y el bien común es intocable.

La Junta de Profesores, luego de ir las argumentaciones de cada uno de los maestros, hizo merecedor de este reconocimiento al curso Octavo C, del cual su directora, señaló que se trata de un grupo con cualidades notables. Conformado por estudiantes alegres, sonrientes, cercanos y confiables, que han sabido ganarse el respeto, el cariño y la confianza de todos sus profesores.

Este curso es una gran colectividad, en la que sobresalen su sensibilidad, su espíritu de solidaridad y su cercanía entre ellos y entre los profesores del colegio. Dentro del grupo, todos dan todo para todos, como una camada de innumerables mosqueteros; todos se quieren, se toleran y se respetan. Todo lo cual se ha visto reflejado en la unión y compatibilidad que demostraron en la excursión. Unidos como sus familias, poseen el don de gentes, a pesar de ser un grupo heterogéneo, complejo y variado, en el que florecen la integridad y la generosidad. Prueba de ello, es que, en estos años, no han querido zarpar a sus excursiones sin que uno solo de sus miembros deje de asistir al viaje.

Así pues, se trata de un colectivo en el que priman los consensos, generoso con sus maestros y sus pares; en el que reina la alegría; en el que el compañerismo se mantiene; en el que se refleja el talante gimnasiano en todo sentido; en el que prima la diversidad bajo el manto de la unidad; y al que los profesores asisten a su clase, siempre de la manera más grata, por el respeto que se respira en el ambiente.

La Clausura del Bachillerato terminó a las 4:15 de la tarde. Luego, los Padres de Familia, pasaron los salones de clase para recibir las Notas Sobre Evaluación correspondientes a este año.