La renovación de nuestro huerto

La curia designó nuevo capellán para el Colegio

Una muy buena noticia recibió la comunidad gimnasiana al iniciar el presente año escolar. Se trata de la vinculación del Padre Mauricio Baraya quien asumió la Capellanía del colegio.

El sacerdote Baraya, hijo de un ex alumno de 1952, antes de portar el cuello romano se graduó como Ingeniero Agrónomo de la Universidad Nacional, momento en el que asegura haber recibido el llamado del Señor “para trabajar en otros cultivos, en el huerto interior de las almas que así lo quieran”, como lo comentó de manera sencilla pero a la vez profunda.

Al ordenarse, Mauricio viajó a México en donde realizó estudios de Filosofía y luego partió a España para profundizarlos en Teología. En la Península Ibérica vivió 11 años en los cuales además de haber hecho teatro universitario, fue capellán de las Universidades de San Pablo CEU, en Madrid, y de Granada, en dicha ciudad.

Actualmente, el Padre Baraya se desempeña como Párroco de la Iglesia de los Santos Ángeles Custodios.

Su nombramiento como Capellán del Gimnasio Moderno se ha convertido en un verdadero reto, ya que además de considerar esencial el cuidado y desarrollo de los sacramentos, como la Primera Comunión de los pequeños y la Confirmación de los jóvenes, su verdadera misión –asevera- es acompañar y servir como guía espiritual a toda la comunidad: “Mi trabajo consistirá en abrir espacios de diálogo para todo aquel que quiera profundizar o cultivar las razones de su fe”.

El despacho de  la Capellanía se encuentra en el Tercer Piso del Edificio del Bachillerato. Un espacio, de puertas abiertas, desde donde alentará el crecimiento de una libertad que sepa abrazar el amor verdadero. Le deseamos buena cosecha en esa renovación del huerto interior.