Homenaje a Ana Restrepo del Corral

El Gimnasio Femenino rinde homenaje a la educadora colombiana, al cumplirse 20 años de su fallecimiento

El 12 de marzo de 1991, a los 82 años, falleció Ana Restrepo del Corral, quien fuera la cabeza rectora del Gimnasio Femenino por cerca de 47 años. El pasado viernes 11 de marzo, 20 años después de esta triste pérdida, alumnas y ex alumnas de este prestigioso colegio, se reunieron para rendirle un sentido homenaje a esta mujer, a quien el ámbito educativo de hoy en día, reconoce como una de las más sobresalientes educadoras del país.

“Doñana”, como cariñosamente la llamaban sus alumnas, nació en el hogar de Eduardo Restrepo Sáenz y Elvira del Corral. Estudió en el Colegio Sagrado Corazón, en el Perú, y luego en Bogotá, en el plantel que esta misma congregación tiene en la ciudad. Años más tarde, ingresó como religiosa a la comunidad del Sagrado Corazón, pero a sus 32 años dejó los hábitos.

En 1942 fue llamada por el entonces presidente de la República, Eduardo Santos, para que organizara la dirección de la Educación Femenina Nacional. Un año después fue invitada por Daniel Ortega para asumir la rectoría del Gimnasio Femenino.

Desde entonces, “Doñana” recorrió los pasillos del colegio, con su pelo blanco (casi morado), su pequeña estatura y sus modales refinados, para asegurarse que todo marchara bien. Sus alumnas aún guardan el recuerdo de cuando ella, por las mañanas, revisaba que siempre llevaran los guantes blancos, que no usaran joyas, que el uniforme estuviera impecable y que la falda no superara la altura de la rodilla.

Su tarea como docente era alternada con interesantes viajes a Europa que organizaba con sus alumnas, para que ellas conocieran el Viejo Continente y así pudieran elevar su nivel cultural.

Desde hace 40 años existe una fundación que lleva su nombre y que desde entonces ha ayudado con el estudio a miles de jóvenes de escasos recursos que se han formado como ciudadanos respetuosos, críticos y participativos.

El pasado viernes sus alumnas y la comunidad del Gimnasio Femenino, recordaron la imagen de mujer comprometida, firme, con principios sólidos, de modales refinados y autoridad enérgica que sirvió de guía y orientación a generaciones de mujeres colombianas.